No entren al 1408: “Una gran antología de terror como tributo a Stephen King” nota tomada del No. 188 de la revista Insomnia de Argentina

Publicada a través de la editorial La Biblioteca de Babel, de Ecuador, la antología No Entren al 1408 es una gran colección de relatos de terror, pero a su vez un tributo a Stephen King, un escritor al que todos los autores del libro le reconocen su lugar en la literatura mundial. A continuación, presentamos este interesante libro, entrevistamos a su editor, Jorge Luis Cáceres, y analizamos cada uno de sus relatos.

SOBRE EL LIBROLos 46 años desde la publicación del primer cuento de Stephen King que apareció en un fanzine de terror dirigido por Mike Garrett, de Birmingham (Alabama), bajo el título In a Half-World of Terror, o como el autor lo bautizó originalmente I Was a Teen-Age Graverobber (Fui un Ladrón de Cadáveres Adolescente), editorial La Biblioteca de Babel los quiere celebrar con la edición de esta antología a manera de tributo, que cuenta con la participación de 22 escritores de: España, Ecuador, Argentina, México, Perú, Chile y Cuba, atrapados dentro de la habitación 1408, con el afán de explorar los temas planteados en la obra de Stephen King como: la extrañeza, lo insólito, el terror en su máxima expresión o lo fantástica que puede resultar la vida cotidiana. Este libro plantea la formulación del miedo como algo muy personal, es decir lo que nos asusta varía ampliamente de un individuo a otro. Por tal razón no hay que tomar a esta antología como un catálogo de horrores, sino como una concepción individual del miedo. Lo que vale es la historia no el que la cuenta.

Las diez colecciones de cuentos, relatos y novelas cortas escritos por Stephen King, editados desde 1978 hasta el 2010, son una clara muestra del dominio técnico y estético de la narrativa, posesionándolo como uno de los grandes maestros del terror. En sus historias desmenuza la cultura estadounidense, sus costumbres más arraigadas, su fanatismo religioso y da origen al mito de los pequeños poblados como territorios malditos donde transitan monstruos, payasos, automóviles poseídos y escritores atormentados bajo la sombra del Dr. Jekyll y Mr. Hyde.

King reconoció “el terror como la principal emoción del ser humano, así que trato de aterrorizar al lector”, volviéndose un icono de la cultura popular, uno de los imprescindibles como Edgar Allan Poe, H.P. Lovecraft, Robert Bloch, Ray Bradbury, Richard Matheson o el propio Jorge Luis Borges.

Extraído del prólogo de Jorge Luis Cáceres


Portada de “No Entren al 1408”


LOS AUTORES DEL LIBRO OPINAN SOBRE STEPHEN KING

Mariana Enríquez:
“Me pidieron un cuento y dije inmediatamente que sí porque no sólo soy fan de Stephen King, es una influencia literaria fundamental para mí; es un genio y no acepto objeciones. Cada vez hay menos, igual; desde que le dieron un premio nacional de Literatura en EEUU, lo entrevistaron en el Paris Review y ganó otros premios prestigiosos medio que lo canonizaron”.

Luciano Lamberti:
“King mezcló las construcciones narrativas del siglo XIX con las novelas baratas y la televisión, por eso funciona a muchos niveles. A ningún crítico le gusta compartir lecturas con la gente común. Ahora parece que es cool leerlo porque se transformó en una figura más del panteón del pop”.

Juan Terranova:
“King tuvo varias épocas. Primero fue consumido como un best-seller y luego, a partir de una reivindicación de los géneros llamados menores, una categoría que no suscribo, se lo empezó a considerar un autor serio. Como publica mucho, los debates sobre su calidad cobran fuerza cada tanto”.

Paula Lapido:
“Creo que Stephen King tiene una visión del género de terror diferente a la de otros autores. Para mí está en el límite de lo ‘visualmente’ (porque me parece un autor muy visual) desagradable. Además, tiene una habilidad para producir miedo y angustia en el lector con elementos aparentemente sencillos, o con la expectativa de algo en lo que el lector aporta sus propios temores. Me parece que esa es la verdadera esencia del género, no hace falta demasiada víscera ni sangre (aunque también las use) como se ha utilizado, sobre todo, en el cine de terror más reciente, que me parece heredero directo, por amplificación, de las historias de Stephen King”.

Jorge Enrique Lage:
“Creo que gran parte de la historia del terror moderno y su metástasis en la cultura popular no puede escribirse sin invocar su nombre”.

Sergi Bellver:
“Creo que algunas de las narraciones de King tienen más calado del que se intuye a primera vista, por lo que me parece un escritor a reivindicar, por encima incluso del género. El problema tal vez resida en que su obra, tan extensa, no alcanza siempre el mismo nivel de calidad. Poe fue un visionario renovador y Lovecraft una rara avis con un universo propio, y no sé si King (que bebe mucho de ellos) llega a tanto, pero no se me ocurre otro autor más importante en el género de terror en las últimas décadas”.

Juan Soto Ivars:
“Existe la opinión generalizada de que las cosas que entretienen son menos valiosas que las que aburren. Stephen King es un maestro generando tensión, y es algo muy valioso literariamente. Hay autores más respetados que hacen buenas metáforas o hablan de grandes conceptos con inteligencia pero son unos inútiles para generar tensión.”

David Roas:
“Imprescindible en el terror y en lo fantástico… Aunque debe ser sincero: bastantes de sus libros son muy flojos o están hechos muy deprisa”

Santiago Eximeno:
“Considero que hay cinco autores que han ofrecido algo nuevo, algo importante, con su obra para el género de terror: Edgard Allan Poe y su relato gótico de terror, H. P. Lovecraft y su horror cósmico, Richard Matheson y su horror urbano, Stephen King y el horror costumbrista y cercano y Clive Barker y su universo desquiciado”.

Francisco Ortega:
“King es uno de los grandes narradores norteamericanos, acaso el que mejor ha retratado esa Norteamérica pueblerina, hundida en sueños rotos, trash, simple, tan hogareña como mediocre, donde los héroes están en lo impredecible. Creo que 
IT es una novela, por ejemplo, que puede pararse a la par con Moby Dick“.


ENTREVISTA A JORGE LUIS CÁCERES


Jorge Luis Cáceres

Hablamos con el editor y unos de los autores de No Entren al 1408.

-Jorge Luis, contanos un poco tu trayectoria profesional y literaria hasta el momento que editas No Entren al 1408.

Como escritor he publicado tres libros de cuentos: Desde las sombras (Editorial El Conejo, Quito, 2007), La Flor del Frío (Editorial El Conejo, Quito, 2009 y Salamanca 2011) y Aquellos Extraños Días En Los Que Brillo (Borrador Editores, Lima, 2011). También como antologador preparé un dossier de narradores ecuatorianos contemporáneos para la Universidad Autónoma de México bajo el título Lo Que Haremos Cuando La Ficción Se Agote . Mis cuentos han aparecido en varias antologías latinoamericanas y en revistas como The Barcelona Review de España, Letralia de Venezuela, Punto en Línea de México y Baquiana de Estados Unidos. En el 2012, la Feria Internacional del Libro de Guadalajara me eligió como uno de los 34 autores latinoamericanos de incuestionable calidad literaria. Para finales del 2013, saldrá en España un antología de cuentos ecuatorianos coordinada y prologada por el reconocido crítico peruano Julio Ortega y para el 2014, saldrá publicada mi primera novela Los Diarios Ficticios de Martín Gómez.

-¿Cómo surgió la idea del ese libro?

La idea de realizar un libro homenaje basado en la obra de Stephen King me venía rondando desde hace unos años atrás, de los tiempos en que viví en Barcelona y pude relacionarme más de cerca con la literatura fantástica y con la obra de algunos autores españoles y latinoamericanos que no llegan a las librerías de Quito. La obra de Stephen King siempre ha formado parte de mi biblioteca personal y creo que también forma parte de la biblioteca personal de los veintidós escritores seleccionados y de los escritores que se han ido sumando para las ediciones mexicana y argentina del libro. La emoción que sentí de parte de los autores fue única, es como si todos hubieran estado esperando este momento para rendir homenaje a este escritor (Stephen King) que tanto nos inspiró. Es como si formaras parte de una banda de thrash metal y te invitaran a homenajear a Metallica, ése fue el sentimiento que me expresaron los escritores antologados.

Sobre la editorial, al final decidí, junto a mi esposa, publicar el libro bajo nuestra cuenta y riesgo, y creo no habernos equivocado. Ahora estamos a la espera de una publicación en México con La Cifra Editorialy en Argentina con Interzona Editora y posiblemente exista una gran sorpresa para España con una importante editorial de Barcelona.

-¿Fue complicado convocar a autores de tantos países?

En esta antología en particular se seleccionó a los autores por su gusto literario y por su calidad literaria, no importo mucho su ubicación geográfica.

Sobre la convocatoria, la realicé investigando autores relacionados con el género fantástico, el terror y el cómic. También investigando en varias antologías del género para tener un catálogo de autores más amplio.

Con estos libros sumé una cantidad de cincuenta escritores de Latinoamérica y España, a los cuales empecé a convocar a través de facebook, emails, blogs, páginas de los autores, etc. Unos me llevaron a otros, como el caso del escritor chileno Antonio Días Oliva, quien me presentó a Francisco Ortega, escritor del cómic 1899 (Norma), y de la novela El Horror de Berkoff. La frase utilizada por Días Oliva fue: “Francisco Ortega es quien más conoce de King en Chile”. Luego, por intermedio de Claudia Apablaza, conocí al escritor cubano Jorge Enrique Lage; ella me comentó que en un encuentro de escritores Jorge no paró de conversar sobre King y cuando lo convoqué me encontré con un cuento donde el protagonista principal es el propio Stephen King. Con Luciano Lamberti, de Argentina, me pasó igual, primero envié un mensaje a Juan Terranova y él me conectó con Luciano; me dijo: “al que deberías contactar de Argentina es a Luciano Lamberti”. Luego, Sergi Bellver, editor y escritor catalán, me comunicó con Alberto Chimal, Antonio Ortuño, Mariana Enríquez, Paula Lapido, Marina Perezagua y Juan Soto Ivars. A Patricia Esteban Erlés le envié un mensaje por Facebook y aceptó formar parte de la convocatoria. A David Roas lo conocí por su libro Horrores Cotidianos de la editorial Borrador Editores, que publicó mi tercer libro de cuentos y decidí, escribirle a su página personal. A Santiago Eximeno, de España, bastó un mensaje en su página de contacto y su cuento Propiedad Intelectual estuvo en mi bandeja de entrada al día siguiente. Con Cecilia Eudave, de México, pasó igual, y lo mismo ocurrió con Carlos Calderón Fajardo y Gabriel Rimachi, escritores que conocí en Lima y que por su obra y su calidad intuí que eran asiduos lectores de King. A Rodolfo Santullo lo encontré por medio de su cómic Dengue, prologado por Ian Watson. Por último decidí convocar a tres escritores ecuatorianos Eduardo Varas, Abdón Ubidia y Solange Rodríguez Pappe, quienes forman parte de la edición ecuatoriana del libro.

La selección del libro contó con el envío de dos, o a veces tres, cuentos por autor, que al final fueron escogidos por la relación con la obra de King, o por su acercamiento a los temas planteados en su obra como: la extrañeza, lo insólito, o lo fantástica que puede resultar la vida cotidiana. En muchos casos los autores contribuyeron con cuentos inéditos, escritos especialmente para esta antología.

También quisiera contarte que para la edición mexicana y argentina se suman a esta convocatoria el escritor catalán Javier Calvo (ganador del premio Biblioteca Breve, 2012 de la editorial Seis Barral), Alexis Iparraguirre y Carlos Yushimito.


Presentación del libro en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2012

-¿Qué es lo que más destacás de Stephen King cómo autor y cuáles son tus libros favoritos? ¿Y tu cuento favorito?

Sin lugar a dudas, su prolífica producción literaria, que lo ubica como uno de los grandes, un sitial privilegiado dentro de la literatura mundial, casi a la par de figuras como H. P. Lovecraft, Edgar Allan Poe (al que tanto admira), o el propio Jorge Luis Borges al cual dedica su ensayo Danza Macabra. Otro cosa a destacar de Stephen King es su capacidad de reinventarse con cada nuevo libro, tomando en cuenta que ya son más de cuatro décadas donde la literatura de King no ha dejado de sorprendernos, con cada nuevo cuento, con cada nueva novela o cada nuevo ensayo; así lo demuestra su literatura, que no es otra cosa que la creación cíclica de un universo repleto de imaginación y construcción de conciencia narrativa, convirtiéndolo en un icono de la cultura popular. Hablar de King es hablar de buena literatura y eso no lo digo porque soy una fanático de su obra lo digo porque sencillamente es la verdad.

Leí La Torre Oscura a los ocho años y quedé fascinado con el libro. Luego volví a la literatura de King en la etapa del colegio y desde entonces me he convertido en un seguidor asiduo de su obra. Creo que Stephen King es uno de mis referentes, como lo son Borges, Bolaño, Wilde, Barker, Rimbaud, Verne, Foster Wallace, etc. Mis libros favoritos de King, son en este orden: ITMiseryDanza Macabra, La Historia de Lisey, Ventana Secreta, Jardín Secreto y El Resplandor.

Mis cuentos favoritos: La Balsa1408 El Virus De la Carretera Viaja Hacia El Norte.

-La edición original del libro fue publicada en Ecuador. Sabemos pronto se publicará en otros países. ¿Podés comentarnos algo y si estas ediciones contendrán los mismos relatos o habrá variaciones?

Sobre la edición mexicana, será publicada en el transcurso del 2014 por La Cifra Editorial de México D. F. La gran sorpresa es la inclusión de tres nuevos relatos de Javier Calvo, Carlos Yushimito y Alexis Iparraguire.

Sobre la edición argentina, será publicada en el transcurso del 2014, por Interzona Editora, importante editorial de Buenos Aires. Sobre los relatos también están considerados Javier Calvo, Carlos Yushimito y Alexis Iparraguirre más la inclusión de tres nuevos autores argentinos que en su momento se los dará a conocer.

En las dos ediciones mencionadas existe un ligero cambio en los relatos que no altera el espíritu del libro, más bien lo afianza y lo llena de fuerza literaria. En total el libro cuenta con once relatos inéditos escritos exclusivamente para esta antología.

-¿Algún plan a futuro de coordinar alguna otra antología similar?

No tengo planeado coordinar por el momento ninguna otra antología que no sea No Entren al 1408, y sus ediciones en Argentina, México y posiblemente en España. Además me encuentro muy concentrado en mi obra, acabo de escribir una novela y estoy pensando escribir un libro de cuentos.


Nota en el diario “El Comercio” (Ecuador)

-Para despedirnos, ¿algo para comentarle a nuestros lectores?

Quisiera pedirles que estén atentos a la edición argentina, mexicana y española y a las noticias del blog: https://1408tributostephenking.wordpress.com/ y la página en facebook:https://www.facebook.com/stephenking1408 . También quisiera pedirles que no dejen de leer esta importante antología, la primera en rendir un homenaje significativo a un héroe literario como lo es Stephen King, o definiéndolo de otra manera, como lo haría una nota que salió publicada en un periódico de Ecuador al cual cito “en la mayoría de los cuentos de Stephen King tienen por protagonistas a escritores. Y esta vez, fuera de la ficción, un libro en su honor cuenta con los mismos protagonistas. Son escritores de Hispanoamérica, 22 creadores convocados por el ecuatoriano Jorge Luis Cáceres para rendirle un tributo al genio del terror de la mejor forma posible: escribiendo historias terroríficas”. Que la estela de King continué y los espero en la habitación 1408, donde todos flotan.


LA ANTOLOGÍA, RELATO POR RELATO

Los Domínguez y el Diablo (Mariana Enríquez)

El primer cuento del libro es un muy buen relato que logra ir construyendo, de a poco, un camino de angustia y desesperación. Victoria, la joven adolescente protagonista, buscará en la casa de su vecina escapar del clima depresivo que se vive su casa. Es así que conocerá (y formará parte) de una familia muy particular. Los homenajes a King son evidentes para el lector, por ahí se cuelan referencias a IT, The Boogeyman Salem’s Lot.

La Masacre del Equipo de Vóley (Juan Terranova)

Los zombies no pueden faltar en una antología de este tipo. Pero no hablamos de unos muertos vivos en un futuro post-apocalípticos, sino “conviviendo” con los humanos, por decirlo de alguna manera. ¿El lugar? Una ciudad de Buenos Aires no muy distinta a la actual, aunque afectada por la irrupción de los zombies. Con algún guiño a Home Delivery, el horror y la ironía están aseguradas.

La Canción Que Cantábamos Todos Los Días (Luciano Lamberti)

Estamos ante uno de los mejores relatos de la antología. Lo Familiar (un concepto tan presente en esta antología) se ve interrumpido por Lo Extraño, algo de lo que King ha escrito, y mucho. Una historia sencilla al principio nos lleva a un desenlace dramático y cargado de angustia. ¿Se puede transmitir terror sin un gota de sangre? Por supuesto, Luciano Lamberti lo demuestra.

Pure fiction days (Jorge Enrique Lage)

En este cuento el homenaje a King es total; ya que el propio escritor de Maine es un personaje del mismo. Mezclando delirio con homenaje literario el relato, sin embargo, no se nota convincente. Y la aparición de King parece forzada y poco creíble. Desentona un poco con el clima del resto de los relatos. Aunque el homenaje al King escritor está ímplicito.

Setenta y Siete (Francisco Ortega)

Una serie de horrendos crímenes desata una investigación criminal que llevará a una joven abogada a indagar en el pasado reciente de Chile. Cuando el terror y lo sobrenatural se juntan con hechos históricos de manera perfecta, el resultado puede ser un cuento brillante. Y éste lo es, realmente transmite miedo desde la primera página.

Sonrisas (Jorge Luis Cáceres)

Un padre preocupado por la desaparición de su hijo visita a un investigador que está tras la pista. En dicho encuentro, se producirá un diálogo que irá aumentando en tensión a cada párrafo. Gran homenaje a los escritores de ficción de Stephen King, especialmente Bill Denbrough. Un apasionado tributo a la literatura de terror… y a los fans de la misma.

La Mirilla (Abdón Ubidia)

Alguien (o algo) monstruoso está detrás de la puerta, es posible verlo a través de la mirilla. ¿Sueño o realidad? En apenas 4 páginas, el autor elabora un relato redondo que indaga en el significado de las pesadillas, tema más que recurrente en la obra de Stephen King.

La Culpa es de la Mano Izquierda (Solange Rodríguez Pappe)

La tecnología interfiriendo en nuestras vidas es un tópico que ha visitado King en varias de sus novelas y relatos. Este cuento se establece en ese punto medio que separa el terror de la ciencia-ficción, el presente del futuro. La tecnología, imperceptible pero presente, cobra un rol fundamental en el mundo que plantea esta angustiante historia, y que nos deja un sabor amargo.

Versiones del Lobo (Eduardo Varas)

¿Qué haría un solitario hombre lobo en nuestro mundo de hoy? ¿Pediría ayuda en un foro de Internet? Esa es la genial premisa de este relato, que indaga en las tradiciones más antiguas de la licantropía y lo ambienta en nuestra sociedad moderna. Un gran giño a El Ciclo del Hombre Lobo.

El Juego (Patricia Esteban Erlés)

Dos niñas gemelas, que recuerdan a las del El Resplandor, y un macabro juego entre ellas. Gran relato que maneja con maestría, y sin golpes bajos, los terrores infantiles. Otros de los mejores cuentos de la antología.


“No Entren al 1408” en las librerías

Duplicados (David Roas)

La ciencia-ficción especulativa también tiene lugar en No Entren Al 1408. Un profesor de Mecánica Cuántica intentará reproducir ante sus alumnos un experimento basado en la paradoja de Erwin Schrödinger. Una premisa más que interesante, para un cuento de buen desarrollo, que recuerda a La Expedición y algunos otros (pocos) relatos de King que se acercaron a estos temas.

Propiedad intelectual (Santiago Eximeno)

Un escritor en busca de una idea para su primera novela, obtiene inspiración de las historias que le cuentan. Pero hay una delgada línea que separa la genialidad literaria del más terrible de los secretos. Macabro y atroz relato con un final sorprendente. Muy bueno.

Los Cachorros (Paula Lapido)

El narrador de esta historia vive torturado por los recuerdos de algo que vivió… o de un crimen que cometió. Encerrado en una fábrica abandonada, deberá convivir con sus fantasmas… y con los cachorros del título. Otro muy buen relato para sumar a la lista de este excelente tributo a King.

Propiedad Privada (Sergi Bellver)

Dos hermanos, distanciados desde hace muchos años, tienen que regresar a una vieja finca que su madre les legó. Allí se encontrarán con un pasado casi olvidado, un vecino fanático religioso y más de un misterio por resolver… o que aceptar. Intrigante relato de ritmo trepidante, con mucha sangre. Recuerda a algunos de los relatos más “rurales” de King.

Soluciones Hay Para Todo (Juan Soto Ivars)

Este es un relato extraño, irónico. mordaz y con buen humor. Pero que parece más un chiste para una antología de humor que para un tributo a King. No está mal, pero pareciera fuera de lugar en No Entren al 1408, algo que no sucede con el resto de cuentos de esta antología.

Las Islas (Marina Perezagua)

¿Hasta qué límites puede conducir la obsesión? Un simple día de playa de un padre con sus hijos puede ser el comienzo de una historia que puede llevar a un oscuro camino. Excelente relato, que combina terror, sensaciones oníricas y una piza de mordacidad. De lectura obligada.

La Gente Buena (Alberto Chimal)

Una casa con una dueña y sus “sirvientes”, una realidad alternativa y un muy buen relato que explora el racismo y la discriminación… hasta extremos inconcebibles. Realista, atroz y angustiante. Y terrorífico, como corresponde en un tributo al escritor de Maine.

Una Noche de Invierno es una Casa (Cecilia Eudave)

Gran relato sobre la fascinación o el rechazo que generar ciertas casas. Una frase en los primeros párrafos del relato es contundente con respecto a esto: “Esa casa agonizaba y necesitaba sangre fresca para seguir viviendo”. A partir de ahí, un claro homenaje a esos lugares que parecen tener vida, como el Hotel Overlook o la Mansión Marsten.

El Horóscopo Dice (Antonio Ortuño)

El tema de la violencia de género ha sido tratado por King en historias como Dolores Claiborne El Retrato de Rose Madder. Antonio Ortuño consigue en este relato generar la sensación de un peligro inminente que acecha. Brillante e inesperado final.

Tan Oscura Como La Noche (Gabriel Rimachi Sialer)

El protagonista de esta historia decide concurrir a una biblioteca a leer un libro. El Cuervo, de Edgar Allan Poe, es el elegido. A partir de allí, se desatarán visiones, alucinaciones y una cruenta historia que trascenderá el tiempo. Gran homenaje a un clásico.

El Fantasma Secreto de Esteban Rey (Carlos Calderón Fajardo)

Un artista fotográfico, cuyo nombre es un homenaje a su escritor favorito, vive tras la búsqueda de su musa inspiradora. Un relato muy breve, pero bien construido y con un enigmático final.

Los Buitres (Rodolfo Santullo)

Gran final para la antología. Un matrimonio y su bebé se encuentran pintando su casa de fin de semana, cuando se escucha un grito. A partir de ahí, una historia de misterio y terror con estructura clásica, que realmente nos hace sentir el miedo y la angustia en la piel.

En conclusión, No Entren al 1408 es una excelente antología donde vamos a encontrar grandes temas presentes en la obra de King: miedo a la oscuridad, las enfermedades, la pérdida de los seres queridos, el fanatismo religioso y el vecino sospechoso, entre muchos otros. Nos da la posibilidad de conocer a una gran cantidad de autores en nuestro idioma, y nos abre la puerta a una habitación misteriosa y peligrosa, la 1408. Entren sin miedo.n

Nota tomada de la revista Insomnia “el universo de Stephen Kin”. Argentina, 8 de agosto de 2013

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s